miércoles, 10 de noviembre de 2010

DESTELLO



A veces en nuestro equilibrio
Un destello nos deja ciegos
Recobras la vista y encuentras:
Ese bosque…esos árboles nuevos,
Cantos de aves antes no oídos
Y ciertos mensajes en el viento.

Siento, sopese los frutos
Y olvide de donde vinieron los sucesos.
Medita
Atiende al alma.
Evoluciona
Da igual que perpetúen su eterno sufrir resignándose a su yerro.

No necesito compartir espacios
Ni tampoco el tiempo hasta el infinito.
Pero he ignorado cielos inéditos
que mi ceguera ha desenvuelto.
Por todo ello reclamo el mérito.
Daré, sin esperar ni un momento.

Precisar que se impliquen en mis emociones
el que en un minuto de dicha colme con un beso
Quien me saca una sonrisa
Gravaré el instante en el aura de mí aliento.
Exijo ese segundo y no lo encuentro.

Endiosamos situaciones
No vislumbramos defectos.
Y otra vez de vuelta
Un destello nos deja ciegos
Y al recobrar la vista
Vi la luz en su hombro izquierdo.