jueves, 26 de mayo de 2011

LIBROS


De pequeña solía bajo las sábanas y con una linterna devorar libros. Sigo leyendo pero sólo de vez en cuando aparece un libro en mi vida que me absorbe y seduce. Siempre me gustó leer.
Desaparecí por unos días. Me embaucó uno de esos libros que pasará a formar parte de mis textos especiales. No sé por qué pero me revelan toda clase de emociones. Una determinada frase hace asomar lágrimas. Un párrafo narrando una situación hace emerger la más sincera de las sonrisas. Una descripción me llena de aromas, sonidos o sabores. Me enseñan datos históricos. Alejan la realidad imbuyéndome en fantasías que necesito para ahuyentar mal sabores. Llenan mi mente de temas que admiro.
Alguien dijo que los textos llegan cuando uno los necesita o los deseo. Soy compradora de libros compulsiva pues mis compras están guiadas por mi corazón e intuición. A veces cuando esos libros caen en mis manos pienso si es casualidad o causalidad.
No sé muy bien por qué me hacen viajar siendo de diferentes estilos. Cuando llegan pasan a formar parte de mis experiencias como aquel que viaja y acumula las fotos de sus vaivenes.
Uno de mis especiales es Iacobus de Matilde Asensi. Novela histórica de aventuras ambientada en la época del final de las cruzadas, cuando la orden del Temple fue disuelta y eliminada. Su personaje principal, Galcerán de Born, monje de una orden militar y médico, regresa a la península para traducir ciertos libros y localizar a un joven que fue abandonado, su hijo. Pronto será llamado por el Papa Juan XXII para investigar las muertes de su antecesor el papa Clemente V la del rey Felipe IV de Francia tras la ejecución del Gran Maestre de la Orden del Temple. Acompañado por el joven novicio García y con la ayuda de una hechicera judía que conocerán en París, Galcerán desentrañará una trama más allá de las muertes del Clemente V y Felipe IV, descubriendo el inmenso poder oculto de la orden del Temple.
Otro de mis especiales es El Señor de las Llanuras de Javier Yanes. El deseo de recuperar el mundo perdido de su niñez lleva a un joven periodista a emprender un viaje tras los pasos de su enigmático abuelo, un escocés aventurero que vivió una tumultuosa historia de amor con la abuela del protagonista y que desapareció misteriosamente en África. La investigación le conduce hasta Kenia, a un lugar mágico poblado de maravillosas historias y de personajes fascinantes. las críticas dijeron de dicha historia: “Aunque no es un best seller, ni una novela de aventuras, ni mucho menos una novela histórica, y aunque no es un thriller, un libro de viajes ni, tampoco, una historia romántica, es al mismo tiempo un poco de todo y mucho de algo distinto. Una historia que conjuga la magia de Memorias de África y la acción de El guardián de la flor de loto”
"El Descubrimiento de las Brujas" ha sido mi última adquisición, un cúmulo de todos los temas que me apasionan. Brujas, vampiros, órdenes militares, la figura y leyenda de Lilith que según el folclore judío fue la primera mujer de la humanidad y la primera mujer de Adán antes de la propia Eva, la noche de las brujas, los libros, el vino, la historia y la mezcla de ficción y realidad. Me ha hechizado y nunca mejor dicho. Pertenece a una trilogía de Deborah Harkness, historiadora americana, es su primer libro de dicha trilogía. Por unos días he vivido con Mateo y Diana, los protagonistas un viaje maravilloso.
Os he mostrado parte de mi corazón con la mención de estas tres narraciones para mi magnificas. Todo lo que es capaz de destapar sentimientos, seducir y transmitir, por criterio propio, es un buen libro.