martes, 24 de marzo de 2015

ALGÚN DÍA



Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día cada uno pueda encontrar la suya - El Principito

Mi querida amiga, mi apoyo incondicional aún en la distancia, me recomiendas contar mi historia. Mira que lo he intentado veces y las palabras se me atragantan. Hace tiempo que todas esas experiencias dejaron de doler pero no hallo la manera adecuada de comenzar. Lo mío, como lo de otros muchos, superó la ficción y eso a veces es difícil de plasmar. Olvidé caminar y aprendí a volar; pensé envejecer a su lado y hoy las mecedoras están vacías; comencé de nuevo con un puñal a la espalda y, con el tiempo, sucumbió solo. Al final, tras muchas cicatrices, solo me queda agradecimiento pues, en estos diez años, mis vuelos imitaron al del Fénix, renací de las cenizas. Hoy mi ser es otro, lleno de pasión, amistades y felicidad en un alma colmada de fuego, aquel del que solo quedaban rescoldos. Algún día escribiré mi leyenda o, tal vez, las muchas primaveras borrarán su huella.