lunes, 26 de julio de 2010

UNA MIRADA


Si tus ojos se encuentran con los míos.
En una gélida noche estrellada
No quisiera ni por un instante
Perder esa oportunidad dada.
Pues quien sabe, si el eterno tiempo
O el tren de la vida
O las blancas montañas
Volverán a poner en tus ojos
Mi cansado rostro con alas.
No pretendo tener ese instante
En los recuerdos y en mis palabras
Quiero que sean eternos
Y que tus ojos me desnuden al alba.
No serán nunca nostalgia
Ni recuerdos ni palabras
Mírame,
Verte siempre en mi mirada.